Comienza la novena en honor a Santa María la Mayor

Parroquias y comunidades eclesiales del arciprestazgo del Vena participarán este año de forma especial en los actos de piedad entre los que destaca una procesión la tarde del 14 de agosto.
Una procesión con la imagen de la Virgen recorrerá las calles el 14 de agosto.

Una procesión con la imagen de la Virgen recorrerá las calles el 14 de agosto.

 

Parroquias, comunidades eclesiales del arciprestazgo del Vena y el cabildo catedralicio acompañarán desde mañana martes y hasta el próximo 15 de agosto a Santa María la Mayor en la novena en su honor ante la solemnidad de la Asunción. El templo catedralicio acogerá cada día, a las 19:30 horas, el rezo del Santo Rosario al que seguirá, a las 20:00 horas, la celebración de la eucaristía en la que predicarán sacerdotes de las parroquias del norte de la ciudad y miembros del cabildo.

 

Cada día, las estrofas del canto del Magníficat servirán como puntos para la reflexión en las homilías de la misa, a las que están llamados a participar, respectivamente, los fieles de las parroquias del arciprestazgo del Vena: Hermano San Rafael (martes 7), Nuestra Señora de las Nieves (miércoles 8), Sagrada Familia (jueves 9), San Martín de Porres (viernes 10), La Anunciación (lunes 13) y San Gil Abad (martes 14).

 

Además, y como ya es tradición, la tarde del 14 de agosto tendrá lugar una procesión con la imagen de Santa María la Mayor en las inmediaciones de la catedral a las 19:30 horas. Por su parte, el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, presidirá la solemne eucaristía del 15 de agosto, a las 12:00 horas, en la nave central de la seo.

 

Coincidiendo con el misterio de la Asunción de la Virgen al Cielo, el primer templo de la diócesis conmemora el título que el rey Alfonso X, el Sabio puso como blasón de la catedral en el año 1260: «Es esta la iglesia dedicada a Santa María, la mayor de Castilla». La imagen venerada que recibe este título data del siglo XV y, desde 1596, ocupa el espacio central del retablo mayor, justo debajo de la escultura de la Asunción de la Virgen, de Juan de Anchieta (1578). La imagen se venera también de modo especial por los burgaleses durante las fiestas mayores de la ciudad con una tradicional ofrenda de flores.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión