El arzobispo a los sacerdotes: «Hemos de poner en práctica todo lo que somos»

Don Fidel Herráez Vegas ha impartido esta mañana un retiro espiritual a los sacerdotes de la zona centro. Ayer lo hizo en Caleruega y mañana hará lo propio en el monasterio del Espino.
<
>

 

Como viene siendo habitual en el mes de octubre, el arzobispo de la diócesis, don Fidel Herráez Vegas, ha dirigido a los sacerdotes el retiro espiritual de comienzo de curso, con el que ha querido alentarlos en su tarea pastoral. A lo largo de dos meditaciones, el pastor de la Iglesia burgalesa ha querido recordar a los sacerdotes «lo que son» para que puedan «ponerlo en práctica» de modo coherente. Además, les ha indicado algunas «actitudes pastorales» a cuidar durante el presente año para que, «llegado mayo o junio hayamos puesto de nuestra parte» para ser una Iglesia de discípulos misioneros.

 

El arzobispo, no ha pretendido «descubrir el Mediterráneo». Sin embargo, ha querido «recordar» a los curas algunos rasgos de su identidad sacerdotal. En este sentido, ha señalado que todo sacerdote es hijo de Dios, «hechos tan amados que nos ha propuesto una llamada finísima dentro de la inmensa llamada de amor creador para ser mediadores de su amor». Además, les ha remarcado que su tarea consiste en lograr «que la historia humana sea historia de salvación», sin olvidar que han de hacerlo en comunidad y siguiendo las indicaciones que marca el plan de pastoral, buscando «una Iglesia de discípulos misioneros llamados a la continua conversión». Para ello, además, cuentan con los medios propuestos por la Vicaría del Clero, que les ayudará a «cuidar la fraternidad sacerdotal y buscar la formación permanente».

 

Actitudes pastorales

 

El arzobispo ha querido subrayar también algunas actitudes que servirán a los sacerdotes a «poner a punto la experiencia de su llamada y el compromiso inicial» con el que comenzaron su ministerio pastoral. Entre ellas, ha señalado la importancia de testimoniar una amistad íntima con Jesús; no olvidar que han sido llamados «para estar con Jesús y ser enviados a evangelizar» o buscar el «estilo del sacerdote de Nazaret, viviendo desde la sencillez, el ocultamiento y la entrega». Además, ha exhortado a evitar confrontaciones y estar abiertos interiormente «a diversas sensibilidades y experiencias eclesiales», evitando clericalismos o valorar el trabajo pastoral por la percepción de los frutos obtenidos.

 

El arzobispo ha impartido esta mañana en el Seminario el retiro espiritual a los sacerdotes de la zona centro de la provincia. Ayer lo hizo en Caleruega con los sacerdotes de la zona sur y mañana hará lo propio en el monasterio del Espino con los de la zona norte.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión