Charo Corcuera, laica misionera en República Dominicana: «La misión engancha»

El próximo domingo se celebra la Jornada del Domund con el lema «Cambia el mundo». Burgos, con 646 misioneros, es una de las diócesis que cuenta con mayor presencia en territorios de misión.

mision_1

 

«Cambiar el mundo está en nuestras manos, aunque parezca una utopía». Lo dice convencida Charo Corcuera, una laica burgalesa (de Miranda de Ebro) que ha pasado los últimos tres años y medio como misionera en República Dominicana de la mano de OCASHA-Cristianos con el Sur. En Vallejuelo, una localidad de 15.000 habitantes donde reina la desigualdad y abunda la pobreza extrema, ha desempeñado tareas de acompañamiento de comunidades, pastoral social, liturgia, formación de catequistas y formación de líderes, consciente de que «tiene que ser el pueblo el protagonista de su propio desarrollo». Vivir la misión le ha enseñado que «se puede vivir con muy poquito» y asegura haber recibido mucho más de lo que ha dado: «Parece que vamos a dar, a enseñar, pero son ellos los que nos enseñan». Charo ha regresado a Burgos para atender obligaciones familiares, pero no abandona la idea de volver a República Dominicana más adelante, aunque «se pueden ser misionero aquí y allí». «La misión engancha, como el Camino de Santiago».

 

El de Charo es uno de los testimonios con los que nuestra diócesis ha querido ilustrar la Jornada del Domund, que se celebrará el próximo domingo con el lema «Cambia el mundo». Una fecha importante en el calendario de la Iglesia en Burgos, ya que la nuestra es una de las diócesis españolas con más misioneros: 646 sacerdotes, religiosos y laicos que han sido enviados a anunciar el evangelio por los cinco continentes. América, con 456 misioneros, es el continente con más presencia burgalesa, seguido de Europa, con 90, África, con 71, y Asia, con 28. En Oceanía trabaja un solo misionero burgalés.

 

La mayoría de ellos son religiosos (302 hombres y 290 mujeres), 23 son sacerdotes diocesanos y 7 son obispos, 6 de ellos en América y uno auxiliar en África. Llama la atención que entre las filas de la misión solo se contabilicen 24 laicos, una tendencia que según el delegado diocesano de Misiones, Ramón Delgado, tendrá que ir cambiando en los próximos años, por el descenso del número de vocaciones consagradas, de manera que los laicos están llamados a desempeñar un papel importante. Otra de las realidades que se constatan es la elevada edad de la mayor parte de los misioneros (solo una decena de ellos, aproximadamente, no supera los 50 años), lo que evidencia la necesidad de un relevo generacional. De ahí que se estén fomentado las vocaciones entre los jóvenes a través de experiencias misioneras promovidas por la propia delegación junto con Cáritas. El pasado verano tres universitarios participaron en esta iniciativa.

 

Una diócesis generosa

 

La Diócesis de Burgos no solo es generosa en vocaciones misioneras, también lo es en aportaciones económicas. De hecho es, con gran diferencia, la diócesis de Castilla y León que más donativos recauda para los territorios de misión. El año pasado, en concreto, Burgos recaudó 831.172,63 euros, si bien hay que matizar que solo alrededor de 200.000 procedían de la colecta del Domund, y el resto de liquidación de herencias. Los ingresos por colectas se han mantenido en cifras similares durante los tres últimos años: 225.000 en 2015 y 248.000 en 2016.

 

El delegado diocesano ha llamado a los burgaleses a cooperar con la labor misionera mediante aportaciones económicas, pero también a rezar por los misioneros, que «no solo tienen necesidades materiales, sino espirituales», ya que la mayoría ejerce, cada uno de su carisma, en lugares donde las dificultades son enormes y «de la misma que han sido capaces de dejar acá a su familia, son capaces de mantenerse en la misión y no abandonar esos territorios».

Comentarios

Comentarios: 3

  1. Pilar Iñiguez

    De Charo destacaría su humildad y gran generosidad, tan importante para ser misionero o misionera, tan necesario para llevar la “Buena Noticia” y ella lo hace disfrutando con los que le toca y poniendose en su piel.
    Gracias Charo.


  2. Pablo Sevilla Rguez

    Gran alegria sentimos al saber que Charo se encuentra entre nosotros. Tres años largos de servicio misionero. En Cáritas hay mucho trabajo y personas comprometidas con y por los demás como ella, también se necesitan aquí. Esperamos verte y que sea provechoso tu regreso para tu familia.


  3. Victor

    Charo una estupendisima catequista de miranda yo la conoci en las aulas de verano de catequistas y encurntros de catequistas regionales me alegro un mogollon que sea una buena misioner anunciando la palabra .Animo y adelante.parroquia del salvador.


Danos tu opinión