Más de 350 personas participan en el Encuentro Nacional de la Divina Misericordia

El arzobispo clausuró ayer la cita de miembros del Apostolado de la Divina Misericordiosa procedentes de más de una veintena de diócesis, que ha celebrado su undécima edición en Burgos.
<
>

 

Más de 350 personas procedentes de una veintena de diócesis se han congregado este fin de semana en Burgos para participar en la undécima edición del Encuentro Nacional de la Divina Misericordia. A la cita han acudido grupos del Movimiento de Apostolado de la Divina Misericordia de Albacete,  Murcia, Cuenca, Alicante, Cáceres, Lleida, Valencia, Zamora, Toledo, Sevilla, Almería, Málaga, Tarragona, La Rioja, Barcelona, San Sebastián, Pamplona, Vigo, Canarias, Madrid y Burgos.

 

El encuentro, que fue clausurado ayer en la catedral por el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, ha sido ocasión para profundizar en el conocimiento y culto de la devoción de la Divina Misericordia de Jesucristo, una devoción que hunde sus raíces en la santa Polaca Faustina Kowalska y que recibió un gran impulso de Juan Pablo II, el pontífice que la canonizó el 30 de abril de 2000, día en el que también instituyó la fiesta de la Divina Misericordia.

 

A lo largo de los dos días que ha durado el encuentro, los miembros del Movimiento han participado en diversos actos de culto (eucaristías, viacrucis, rezo de la coronilla y vigilia de oración) y han asistido a una conferencia impartida por el profesor de la Facultad de Teología de Burgos Saturnino López Santidrián sobre «La Misericordia en Santa Faustina y precedentes en España» y a la plática espiritual «Misericordiosos en la acción», ofrecida por el consiliario del movimiento en Alicante, José Cristóbal Moreno.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión