El arciprestazgo de Vega celebró su tradicional festival de villancicos

Cinco fueron las parroquias que participaron en el encuentro en esta ocasión, a las que se sumó el coro de la iglesia ortodoxa rumana con sede en las religiosas trinitarias.
<
>

 

La iglesia de San Cosme y San Damián acogió una vez más el festival de villancicos del Arciprestazgo de Vega. En esta ocasión fueron cinco las parroquias participantes, a las que se sumó el coro de la iglesia ortodoxa rumana con sede en las religiosas trinitarias de la Plaza  de Santa Teresa.  El evento estuvo conducido por Maxi Barbero, párroco de San Cosme y San Damián.

 

La diferencia de estilos y el esfuerzo voluntarioso de los coristas fueron la nota más dominante. San Jose María sorprendió con un grupo de niños que escenificaban el belén y un popurrí de piezas navideñas. San Antonio Abad, que participaba en el festival por primera vez, dio un toque de calidad coral con el villancico En la más fría noche. El coro de San Pedro y San Felices trajo la alegría de las guitarras acústicas y su particular versión del Aleluya de Leonard Cohen y la parroquia de San José Obrero aportó el sabor latinoamericano con el villancico más animado de la noche. Por su parte, el coro ortodoxo, integrado por familias y niños en brazos, permitió aunar música y ambiente espiritual, siendo la intervención mejor valorada por el público.

 

El coro anfitrión cerró el buen ambiente arciprestal con un un par de villancicos que invitaban a continuar el encuentro con un chocolate. Panderetas y castañuelas pusieron broche final al evento con un público agradecido por una entrenida tarde musical.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión