Las parroquias del Vena se abren a una nueva etapa evangelizadora

Varias de las parroquias de este arciprestazgo han participado el último fin de semana en un curso base de nueva evangelización.
<
>

 

Lograr parroquias más vivas y comunitarias, donde todos sus miembros sean conscientes de la misión evangelizadora recibida en su bautismo y lleven a sus ambientes la alegría de haberse encontrado con Jesús, que puede cambiar la vida de las personas. Ese ha sido el objetivo del curso básico de nueva evangelización que han mantenido el último fin de semana algunas parroquias del arciprestazgo de Burgos-Vena. Una propuesta formativa que nació como respuesta al trabajo desarrollado en el último curso pastoral y en el que sacerdotes y laicos han sentado las bases para abrir caminos a una nueva etapa misionera en la Iglesia.

 

«Nuestros esquemas pastorales nos han hecho pensar que tenemos que atraer a los “alejados”. Sin embargo, hoy estamos en una nueva encrucijada en la que tenemos que pensar que, incluso entre esos que están cerca, hay también muchos “alejados”, muchos practicantes que no se han encontrado aún con Jesús y no lo dan a conocer a los demás», comenta Álvaro Tajadura, coordinador del curso. «El reto que tenemos por delante es despertar la fe en quienes la han perdido y comenzar una nueva etapa misionera que lleve a todos a encontrarse con Jesús y, de ese encuentro, nazca la alegría por anunciarlo a los demás».

 

La parroquia de San Martín de Porres fue el lugar escogido para realizar el curso, en el que han participado miembros de las parroquias de San Lesmes, San Gil, Nuestra Señora de las Nieves, Nuestra Señora del Rosario, el Hermano San Rafael y la propia anfitriona. A través de diferentes charlas, dinámicas y momentos de oración, el curso ha querido producir «un cambio de mentalidad» entre los asistentes al curso, a fin de que puedan suscitar en sus respectivas comunidades un «germen» que transmita esta nueva visión y misión en la Iglesia.

 

Para Diego Mingo, arcipreste del Vena, este curso ha supuesto «un impulso evangelizador en nuestro arciprestazgo; un momento de encuentro entre los miembros de las parroquias para ilusionarnos en esta tarea primordial de la Iglesia. Ha sido el resultado del trabajo de reflexión en común llevado a cabo en el curso pasado».

Comentarios

Comentarios: 1

  1. Miguel Ángel Díez

    Enhorabuena y adelante
    Que el Señor os bndiga y acompañe


Danos tu opinión