Cuando un niño se hace obispo y el obispo se hace niño

Andrés González ha sido el obispillo de este año 2019. Acompañado de su vicario, Sergio Sanz, y de su secretario, Íñigo Cerdá, ha saludado al arzobispo y al alcalde de la ciudad.
<
>

 

Aunque se beneficie toda la ciudad con esta celebración, la del obispillo es, sin duda la fiesta de los Pueri Cantores. Esa es la opinión de Amador Pérez, el director de la Escolanía de la Catedral, quien sostiene que la del 28 de diciembre es una «fiesta de la inocencia, pues es la fiesta de los niños y en la que pretendemos que se mantengan la esencia de hace 550 años, en la que un niño se hace obispo y el obispo se hace a su vez un poco niño».

 

Andrés González ha sido el encargado en la mañana de hoy de interpretar el papel de obispillo. Lo ha hecho acompañado de su vicario, Sergio Sanz, y de su secretario, Íñigo Cerdá, quienes, a sus nueve años, han sido investidos esta mañana en el monasterio de las madres Salesas después de haber sido elegidos para ostentar el cargo entre sus propios compañeros de la escolanía. Los nuevos escolanos, por su parte, han recibido la cruz que les identifica como miembros del coro de voces blancas más antiguo de la ciudad.

 

Tras la investidura, el pequeño monseñor se ha desplazado hasta la Casa de la Iglesia para saludar al arzobispo, don Fidel Herráez Vegas. El pequeño ha solicitado al arzobispo su ayuda pues, ha dicho «los niños no podemos caminar solos, necesitamos adultos coherentes y entregados dispuestos a escucharnos». Por su parte, el pastor de la Iglesia en Burgos ha agradecido a Andrés su ayuda y ha prometido al obispillo «rezar por la escolanía» y para que todos juntos «logremos ser mejores amigos de Jesús y hermanos entre nosotros».

 

Después de interpretar unos villancicos con sus compañeros, y a lomos de un caballo blanco, Andrés y su séquito se ha desplazado hasta el Ayuntamiento, donde ha trasladado al alcalde de la ciudad, Daniel de la Rosa, algunas peticiones en nombre de todos los niños de la ciudad. El obispillo ha concluido su cargada agenda institucional bendiciendo a la ciudad desde el balcón de la Casa Consistorial.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión