Belenes en Burgos: el nacimiento de Renuncio

Podrá visitarse hasta el 7 de enero de lunes a viernes en horario de 17:30 a 20:30 horas. Los sábados y festivos abre, además, de 12:30 a 14:30 horas.
<
>

 

Con una superficie que supera los 55 metros cuadrados y con casi 300 figuras (incluyendo animales), el belén de Renuncio es uno de los más cuidados del entorno de Burgos capital. Obra de Gustavo García y de su padre, Carlos, el montaje es una gran recreación de la ciudad que vio nacer a Jesús y donde no faltan algunas de las escenas que rodearon su nacimiento: la anunciación del ángel a los pastores, una gran cabalgata de los reyes magos (donde algún camello porta incluso regalos para los niños de Burgos), el palacio de Herodes y la escena de la huida a Egipto, en el que no falta una reproducción del templo de uno de sus grandes templos. El belén se complementa, además, con elementos típicos de la época, con sus mercados, la reunión de las mujeres en torno a las fuentes, los trabajos del herrero y el alfarero o los juegos populares de los niños del primer milenio.

 

El montaje es totalmente artesanal, construido a mano a base de porexpan, escayola y madera de balsa. Posee, además, numerosos efectos complementarios, como olla hirviendo, luces led de efecto llama, un río con agua y niebla, un ángel que baja del cielo y un lago etcétera de cuidados detalles. El belén, construido en un estilo hebreo, cuenta con figuras del prestigioso maestro belenista José Luis Mayo Lebrija.

 

Podrá visitarse hasta el 7 de enero de lunes a viernes en horario de 17:30 a 20:30 horas. Los sábados y festivos abre, además, de 12:30 a 14:30 horas.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión