Una Acción Católica al servicio de la diócesis

Militantes de los movimientos de Acción Católica se dieron cita el pasado sábado para valorar cómo mejorar su servicio a la Iglesia burgalesa en este momento de Asamblea Diocesana.
<
>

 

El pasado sábado 22 de febrero tuvo lugar el encuentro anual de los movimientos de Acción Católica con presencia en la diócesis de Burgos. Una jornada de reunión que conjugó momentos de formación y comunión junto con la presencia del arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, y de los vicarios general y de pastoral, Fernando García Cadiñanos y José Luis Lastra.

 

En esta ocasión, los militantes quisieron revisar, aprovechando las aportaciones del sacerdote Gregorio Burgos, las señas de identidad de los movimientos de Acción Católica, lo que ellos mismos llaman «las cuatro notas»: su identificación con el mismo fin apostólico de toda la Iglesia, el papel protagonista de los laicos en la misión de la Iglesia, su carácter organizativo y la cooperación directa con la jerarquía. El objetivo de esta revisión no era otro que actualizar su compromiso ahora, en el año 2020, y aquí, en la diócesis de Burgos, para ver cómo «podríamos situarnos, dar respuesta a las propuestas y acciones y salgan de la Asamblea Diocesana» puesta en marcha desde el pasado mes de septiembre.

 

Desde Acción Católica señalan cómo «desde un compartir sin reparos, desde la humildad, la escucha activa, la salida a las periferias… entre todos los cristianos, junto con los presbíteros y el arzobispo, podemos llevar el evangelio a todos los rincones de la diócesis».

Comentarios

Los comentarios están cerrados para esta noticia.