«Me confirmo porque quiero»

A sus 31 años, Rebeca García culminó el pasado sábado su iniciación cristiana, «algo que tenía pendiente» desde que era adolescentes.

Curar contra viento y marea

Isabel Vallejo es enfermera en el HUBU, allí se contagió de Covid-19 y, durante la pandemia, ha visto morir a su padre. Sin embargo, siempre ha deseado volver con sus pacientes: «Es mi vocación».