Un nuevo Consejo de Pastoral que busca la sinodalidad

Reflexionando sobre este tema, hoy ha comenzado a caminar el nuevo Consejo de Pastoral. Es la primera vez en la historia del organismo que el número de laicos es superior al de clérigos y religiosos.
<
>

 

El Seminario de San José ha acogido hoy la primera reunión del recién constituido Consejo Diocesano de Pastoral. Concluido el mandato del último Consejo, hoy ha comenzado la andadura del nuevo, siendo la primera vez en la vida de este organismo diocesano que el número de laicos (38) supera a la presencia de clérigos (26) y religiosos (9). El Consejo cuenta ahora con 25 nuevas incorporaciones, entre las que se encuentran representantes de instituciones, delegaciones o secretariados de reciente creación como Ecumenismo, Trata, Peregrinaciones y Turismo y Camino de Santiago. Los 73 miembros del nuevo consejo asesorarán así al arzobispo en las distintas cuestiones que implican la pastoral de la diócesis durante el próximo trienio.

 

«Pocas veces he visto tanta gente buena por metro cuadrado», les ha confiado don Fidel Herráez al comienzo de la reunión que él mismo ha presidido. «Os doy un fuerte abrazo de acogida y las gracias de todo corazón por implicaros en esta tarea para que sigamos siendo pueblo de Dios en camino en esta preciosa Iglesia en Burgos».

 

«Discernir juntos»

 

Una de las principales tareas de este Consejo [lee aquí sus estatutos] es «estudiar y valorar lo que se refiere a las actividades pastorales de la diócesis y sugerir conclusiones prácticas sobre ellas, con el fin de promover la conformidad de la vida y de los actos del Pueblo de Dios con el evangelio». Una empresa que solo se puede llevar a cabo desde la sinodalidad, «compartiendo un mismo caminar y discernir conjunto». De hecho, ese ha sido el núcleo sobre el que ha girado la reunión de hoy. Una ponencia del profesor de Teología Eloy Bueno de la Fuente y diversas mesas de trabajo han intentado reflexionar sobre «la sinodalidad en nuestra Iglesia diocesana y su ejercicio a través de los organismos de comunión: consejos pastorales (diocesano, arciprestales y parroquiales)».

 

Para Bueno, la Iglesia debe ser «la casa de la armonía», donde «lo que a todos afecta, por todos tiene que ser tratado». Por ello, ha abogado por la importancia de «discernir juntos» en la Iglesia local, donde «el Consejo Diocesano de Pastoral es el reflejo más importante de esta vida cotidiana de sinodalidad».

 

En esta primera reunión, los miembros del Consejo han elegido mediante votación al secretario del mismo, Carlos Izquierdo, y a los seis miembros que se integrarán en la Comisión Permanente: Lucia Ferreras, Emilio MaestroJorge Lara, Consuelo Rojo, Puri Gallardo y Álvaro Tajadura.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión