Intenso verano de pastoral vocacional

El campamento de monaguillos en Gallejones de Zamanzas y una ruta por el Camino de Santiago han marcado las actividades vocacionales llevadas a cabo en las últimas semanas.
<
>

 

El verano es un tiempo propicio para el desarrollo de experiencias vitales en niños y adolescentes. Bien lo saben en el Seminario de San José y en la delegación de Pastoral Vocacional, que aprovechan los meses estivales para planificar diversas actividades que ayuden a plantear la cuestión vocacional de entrega a Dios y a los demás. En las últimas semanas, han sido varias las iniciativas desarrolladas con esta finalidad.

 

Campamento Europa

 

Del 2 al 8 de julio, 18 chicos han compartido la ruta jacobea desde Muxía hasta Santiago. La participación y el testimonio de varios seminaristas, las catequesis, los momentos de oración, de celebración de los sacramentos de la penitencia y la eucaristía, además de las experiencias vitales del camino, de encuentro, cansancio, solidaridad… han hecho mella en estos jóvenes, que vuelven muy contentos y con criterios de entrega para su vida.

 

Encuentro nacional de seminaristas de Bachillerato

 

Del 16 al 19 de julio, en Cuenca, seminaristas menores de toda España en la etapa de Bachillerato, dos de ellos de Burgos, acompañados por sus formadores, vivieron jornadas de convivencia, oración y testimonio. Fue muy intensa la vigilia de oración en la que dieron testimonio los seminaristas menores que este año pasan a formar parte del Seminario Mayor, uno de ellos de Burgos. Han venido muy contentos, y esperan con impaciencia el próximo encuentro, que será en Canarias en julio de 2019.

 

Campamento en Gallejones de Zamanzas

 

26 niños y adolescentes, entre monaguillos, preseminaristas y seminaristas menores, acompañados de monitores, seminaristas mayores y formadores del Seminario, han vivido del 23 al 29 de julio una edición más del campamento que desde hace más de treinta y cinco años se viene desarrollando en el paraje del Valle de Zamanzas.

 

Marchas por el desfiladero de los Tornos, baños en la playa de Laredo, descensos en canoa por el Ebro, además de ferias, juegos, olimpiadas… todo un conjunto de actividades en torno a la temática de vivir un campamento de cine, en el que, como en la vida, todos estamos llamados a desempeñar un papel protagonista, cuidando los detalles, valorando el precioso decorado de la naturaleza, escuchando en silencio la banda sonora que ponemos en cada momento, porque somos llamados por el director, el Señor Jesús. El domingo, día de las familias, fue el colofón de estos días, en los que ha habido momentos de oración, de testimonio y de fiesta, de contacto con la naturaleza, que hicieron que todos vivieran, a pesar de eventuales virus pasajeros, una experiencia gozosa que están deseando repetir.

 

Además, los seminaristas mayores participan en diversas actividades. Así por ejemplo, los campamentos de las parroquias en las que colaboran durante el curso, colaboración en el albergue parroquial de peregrinos de San José Obrero, en la Casa Sacerdotal, la Catedral, o atendiendo a los diversos grupos que pasan por el Seminario (Amigos de Orar, semana de misionología, Grupo Emmanuel Mounier…) Algunos incluso aprovechan a aprender inglés en el Bosco Camp, en Essex. Todos culminarán el verano en la peregrinación a Tierra Santa, en colaboración con el Secretariado diocesano de peregrinaciones.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión