«Un deseo que no nos lleve al compromiso es ineficaz, no sirve para nada»

La capilla de la Facultad de Teología ha acogido esta mañana la tradicional celebración en la que el arzobispo felicita la Navidad a toda la diócesis.
<
>

 

En el marco de una liturgia de la Palabra celebrada en la capilla Facultad de Teología, como es tradición, el arzobispo, don Fidel Herraéz Vegas, ha felicitado esta mañana la Navidad a todos los burgaleses. El pastor de la diócesis ha recordado que «la Navidad no es algo que acontezca estos días, sino que es un hecho continuamente actual», puesto que «los hechos salvíficos tienen una actualidad continua». Además, ha destacado la importancia del momento de la encarnación, y ha lamentado que no celebremos más esa fiesta, que se conmemora el 25 de marzo.

 

Don Fidel, en estos días en que confluyen los buenos deseos de todos, ha subrayado que «el deseo debe contar efectivamente con nuestro compromiso». «Un deseo que no nos lleve al compromiso es ineficaz, no sirve para nada». «Ojalá que todo eso que estamos deseando conlleve ese compromiso. Tienen que ser deseos operativos y que no solo nos veamos comprometidos a realizarlos, sino que eso nos lleve a ayudar a que otros también se comprometan».

 

Por su parte, el vicario general, Fernando García Cadiñanos, en su felicitación al arzobispo en nombre de toda la Iglesia en Burgos ha recordado algunos de los momentos más importantes del último año, como la celebración del 50 aniversario de la ordenación sacerdotal de don Fidel, los diversos encuentros diocesanos, las visitas pastorales, en especial a las zonas rurales, las más castigadas, o las numerosas citas en torno al VIII Centenario de la Catedral, entre otros. El vicario ha felicitado a todos deseando «que la vida que fluye en Belén nos empape, aleje nuestras tristezas y nuestros miedos y nos lleve a generar esa vida que el mundo tanto necesita».

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión