Un Rosario de la Aurora para implorar el fin de la pandemia

por redaccion,

<
>

 

Al igual que está ocurriendo en numerosos santuarios marianos de todo el mundo, que se han sumado a la llamada del papa Francisco de realizar un «maratón de oraciones» para implorar el fin de la pandemia, una vela encendida a los pies de la Virgen de Fátima arderá durante todo el día de hoy en la Catedral para suplicar de María salud para los enfermos y fuerza para sus familiares, cuidadores y personal sanitario. El cirio ha sido encendido esta mañana en el tradicional Rosario de la Aurora que se ha celebrado en el interior del templo gótico cumpliendo con todas las medidas sanitarias exigidas por la crisis sanitaria y como otro de los numerosos actos con motivo del Año Jubilar.

 

Tal como ha indicado el arzobispo, «las fiestas marianas arrasan, siempre hay muchedumbres en torno a la Virgen». De hecho, aunque por segundo año consecutivo no haya habido procesión por las calles del centro de la ciudad (en 2020 se celebró de forma virtual), numerosos fieles se han sumado a la convocatoria hasta copar el aforo total permitido en la basílica. Allí han rezado los misterios del santo Rosario y han participado en la celebración de la eucaristía. «Solo la Virgen María puede allanarnos el camino a Cristo, porque solo ella está capacitada para acoger el don de Cristo. Por eso el pueblo cristiano siempre se reúne en torno a María, para recibir de sus manos a Cristo», ha insistido el arzobispo.

 

En el día en que se cumplía el 40 aniversario del atentado al papa san Juan Pablo II en la plaza de San Pedro del Vaticano, don Mario Iceta ha subrayado que la Virgen María, en todas sus apariciones, siempre escoge a los humildes para lanzar al mundo una llamada a la conversión: «El Señor se esconde ante los soberbios pero se derrite ante los humildes; por eso el mundo no comprende a Cristo. María siempre se manifiesta a personas humildes e iletradas, porque la humildad es el camino hacia Dios». Junto a ello, ha subrayado que, en sus manifestaciones, María invita a la «conversión, a volver nuestra mirada distraída hacia la luz de Jesús», pues ella es «Estrella de la mañana».

 

Don Mario también ha querido resaltar la figura de santo Domingo de Guzmán, burgalés y difusor de la devoción del Rosario y del que se cumplen 800 años de su fallecimiento. «A él nos encomendamos, para que nuestra tristeza se convierta en alegría, para que acaben las consecuencias de la pandemia, que está haciendo estragos en la salud, en la economía y en la vida de tantas personas que sufren soledad y angustia», ha concluido.

Migrantes, trabajadores de hostelería y servicios, cuentan cómo viven en pandemia

por redaccion,

<
>

 

El salón de Cáritas de la calle San Francisco acogió ayer la segunda de las sesiones del encuentro diocesano de Pastoral de Migraciones que, bajo el título «hacerse prójimo para servir», recorre distintos emplazamientos de la ciudad para dar a conocer cómo los migrantes están viviendo la crisis sanitaria y social provocada por el coronavirus. Tras el primero de los encuentros, centrado en los trabajos y cuidados del hogar, en la sesión de ayer se puso el foco en los trabajadores migrantes de hostelería y otros servicios afectados por ERTEs o EREs.

 

Mohamed Chograni, miembro de Comisiones Obreras, clarificó a los presentes los distintos tipos y causas de los expedientes de regulación de empleo. Trasladó cómo los ERTEs son buenos para los trabajadores, más allá de que algunas empresas puedan no estar jugando limpio con este tipo de expedientes laborales. Después, tocó el turno a las intervenciones de Erika, de Costa Rica, y Luz, de Colombia, quienes narraron sus experiencias al quedarse en ERTE con la irrupción de la pandemia. Según contaron, han vivido inseguridad, algunos meses sin cobrar (sobre todo al inicio), apuros económicos en casa, incapacidad para saber ocupar el tiempo e incertidumbre, aunque también trasladaron sentir cierta esperanza ante el futuro y la reapertura progresiva de la hostelería con el fin del estado de alarma y el avance de la vacunación.

 

Después de unos minutos en silencio con la ayuda de unos textos bíblicos y de la ‘Fratelli Tutti‘ llegó el tiempo de la reflexión y el compromiso. Isabel Olazagoitia compartió la experiencia de acompañamiento que están llevando a cabo desde Atalaya Intercultural durante el último año, destacando la buena coordinación existente entre las entidades sociales y eclesiales en Burgos para impedir las «colas del hambre» en la ciudad, así como la buena respuesta de algunos empresarios que han mantenido sus empleos y ofertas a pesar de las dificultades. Invitó a los presentes a estar cerca de las personas, y recordó que la mejor solidaridad es conseguir un trabajo digno para todos. También criticó la situación preexistente a la pandemia, de unos sueldos demasiado pequeños para poder sostener una familia y pidió que desde la Iglesia se siga promoviendo la justicia social. En el coloquio final se abundó en algunos de estos aspectos, a la vez que se reconoció cómo la Iglesia de Burgos ha sabido responder en estos tiempos complicados.

 

Dentro de cuatro semanas se continuará con el último capítulo de este XV Encuentro diocesano de pastoral de migraciones, que girará en torno a «la soledad sobrevenida». Será el miércoles 9 de junio a las 18:00 horas en la parroquia de Fátima, en el arciprestazgo de Gamonal.

La parroquia de San Nicolás peregrina a la Catedral

por redaccion,

<
>

 

El pasado martes 11 de mayo, la parroquia de San Esteban y San Nicolás de Burgos peregrinó hasta la Catedral para participar de la gracia de este Año Jubilar.

 

Cuando quedaban cinco minutos para las 19:00 horas, el grupo de feligreses comenzó a caminar desde el cercano templo de San Nicolás hasta la Puerta Santa del Perdón. Precedidos por la cruz parroquial, llegaron hasta el templo gótico cantando por la plaza de Santa María. En la Puerta fueron acogidos y recibidos por algunos canónigos para atravesar después del dintel santo y vivir, ya en el interior del templo, la ceremonia que rememora el bautismo y recuerda el sentido del Año Jubilar.

 

Acompañados por su párroco, Elías González, participaron de la oración mariana del Rosario y de la misa capitular con el rezo de las Vísperas. El rito del bautismo y atravesar la Puerta Santa (a las 19:00) y la celebración de la santa misa a las 19:30 horas, son gestos que se repiten cada día de este Año Santo. Con el fin del estado de alarma y la apertura de los cierres perimetrales, se espera que sean cada vez los peregrinos que acudan al templo a vivir las gracias jubilares.

Un diálogo de élite en la Catedral

por redaccion,

<
>

La Catedral retomó ayer martes el ciclo «Diálogos en la Catedral», que organiza la Facultad de Teología dentro del marco del VIII Centenario de la catedral de Burgos. Contó con la presencia de dos referentes del deporte en nuestro país. El salmantino y futbolista Vicente del Bosque tomó la palabra junto con la atleta burgalesa Purificación Santamarta, ganadora de hasta 16 medallas en los Juegos Paralímpicos.

 

Bajo el título «Mens sana in corpore sano» estos dos referentes del deporte español conversaron de su pasión, de salud y de espiritualidad, en un escenario idílico. En el encuentro, moderado por el sacerdote y decano de la Facultad de Teología, José Luis Cabria, los invitados comenzaron hablando de sus inicios en el deporte y del valor de inculcarlo a los jóvenes. Puri Santamarta, invidente de nacimiento, destacó la importancia de la integración en los niños que sufren alguna discapacidad. «La integración de los niños ciegos es complicada en los colegios. Hoy en día todo está en la pantalla, toda la enseñanza es visual».

 

Destacaron la salud del deporte, física, mental y espiritual. El futbolista y entrenador Vicente del Bosque recalcó la trascendencia de la humildad en los jugadores. «Si hay buena relación en el vestuario, eso es lo que lleva al éxito. Un entrenador tiene que ser justo y exigente, y sobretodo más que paciente, debe ser humilde. Hay que saber escuchar y comunicarse después de un partido que se ha ganado o que se ha perdido».

 

Ambos han representado a España y saben lo que es subirse a lo más alto del escalafón. La atleta burgalesa reconoció que «representar a España es emocionante y es una responsabilidad tremenda. Subir al pódium y oír el himno de tu país, es indescriptible. Se te pone la piel de gallina». El que fue entrenador de la Selección Española habló de referentes y esfuerzo, de cómo el triunfo del mundial marcó su vida. «He sido un privilegiado al entrenar a la selección. He ganado y he perdido, pero sobretodo he disfrutado» dijo.

 

La concordia, la unión, el compañerismo o la humildad, fueron las cualidades que marcaron la primera edición del año de este ciclo de diálogos. El adiós al éxito y la retirada de ambas personalidades del deporte puso punto y final al encuentro, entre aplausos.

El retablo de Cardeñuela Riopico luce restaurado en la Catedral

por redaccion,

<
>

 

Los trabajos de restauración del retablo de Cardeñuela Riopico han finalizado y el resultado ya se puede contemplar en la capilla de la Presentación de la Catedral de Burgos. En este espacio se emplazó originalmente el altar creado por Felipe Bigarny, que enmarcaba el cuadro de Sebastiano del Piombo que preside esta capilla. Ahí se podrá apreciar hasta el 30 de mayo, de lunes a sábado, en horario de 10:30 a 12:00 y de 18:30 a 20:00 horas.

 

La Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 se comprometió el pasado 22 de julio a financiar la mitad de la restauración, con un importe de 25.000 euros, que se sumaron a lo recaudado por los vecinos de la localidad del alfoz de Burgos, agrupados en torno a la Asociación de vecinos pro retablo Felipe de Bigarny de Cardeñuela Riopico. A la propia inestabilidad del sistema constructivo del conjunto, se sumaba un intenso ataque de carcoma, la pérdida de elementos como molduras, cabezas de los angelitos y tallas, y una capa pictórica oscurecida por la oxidación de diferentes sustancias aplicadas al volver a policromar estructuras y tallas según los gustos barrocos. Así, la intervención realizada por Batea Restauraciones ha recuperado las policromías originales de las tallas, ha estabilizado las estructuras mediante una consolidación química de la madera y ha ordenado y puesto en contexto todas las piezas provenientes del retablo de la capilla de la Presentación, de forma que puedan observarse de manera adecuada.

 

El retablo fue ejecutado por el escultor Felipe Bigarny a partir de 1528 para la capilla funeraria de don Gonzalo Díaz de Lerma. A mediados del siglo XVIII, el capellán lo vendió a la parroquia de Cardeñuela Riopico, pero las piezas que conforman el retablo en la actualidad no son todas las que había en su ubicación original, de modo que, a falta de elementos estructurales y grupos escultóricos, es imposible recrear cómo era este altar en el siglo XVI.

 

De vuelta a Cardeñuela Riopico

 

El retablo repetirá el viaje que vivió hacia 1750 con su traslado desde la Seo hasta la iglesia de Santa Eulalia cuando finalice su exposición, en junio. Con la premisa de su adecuación al contexto litúrgico del que sigue formando parte, se instalará de nuevo en el presbiterio, enmarcando los conjuntos escultóricos y las tallas con elementos de la mazonería del siglo XVI, de forma que se pueda percibir la calidad de las piezas.