Gamonal, un arciprestazgo que «comparte» en tiempos de pandemia

por redaccion,

<
>

 

Se llama Daniela. Nació en Venezuela y el año pasado, justo antes de comenzar el confinamiento a causa del coronavirus, llegó a Burgos. Recuerda cómo sus primeros días en la ciudad fueron muy complicados, ya que la crisis sanitaria obstaculizó mucho estabilizar su situación. Tuvo que «sufrir muchas dificultades, sobre todo en lo referente a vivienda, trabajo y alimentación». Sin embargo, ahora comienza a abrirse ante sus ojos «un camino de esperanza gracias a instituciones como Cáritas y la parroquia donde me han acogido, donde me siento una más de la comunidad».

 

Su testimonio fue uno de los que pudo escucharse el pasado miércoles en la parroquia de San Pablo en el segundo encuentro arciprestal de Gamonal organizado para este curso y que sigue los verbos «cuirar, cuidar y compartir» que vertebran la programación diocesana de este año marcado por la pandemia. En esta ocasión, tocó el turno al «compartir» en un encuentro que se desarrolló en un clima de oración. Además de la experiencia de Daniela, los presentes en el acto conocieron el testimonio de Carlos, que lideró durante la primera ola de la epidemia un movimiento solidario con algunos vecinos del barrio para acompañar a ancianos y personas que viven solas.

 

Para el arcipreste de Gamonal, Marcos Pérez Illera, estos encuentros suponen una oportunidad para «compartir vida y fe» entre los agentes evangelizadores del popular barrio. Según indica, estos testimonios «pueden ayudarnos a descubrir nuestro compromiso en el mundo como discípulos misioneros de Jesús».

 

El último de estos tres encuentros arciprestales, que girará en torno al verbo «curar», tendrá lugar, también en la parroquia de San Pablo, el próximo 29 de abril.

Continúa el trabajo para poner «en salida» al Pueblo de Dios

por redaccion,

<
>

 

El pasado viernes, el grupo de burgaleses que participó en febrero del año pasado en el Congreso de Laicos «Pueblo de Dios en salida» se reunió en la parroquia del Hermano San Rafael para establecer el método para estudiar la «guía de trabajo para el postcongreso de laicos», elaborada desde la comisión episcopal para los Laicos, Familia y Vida. En el encuentro, que conjugó la doble modalidad presencial y online, también participaron miembros del equipo de la delegación diocesana de Apostolado Seglar.

 

A través de esta guía y de las experiencias vividas en el congreso de laicos, el camino a seguir estará se centrará en reflexionar las actitudes a convertir, qué procesos activar y qué proyectos proponer. Proyectos que se incorporarán progresivamente a la dinámica diocesana para ptenciar el laicado en todos sus ámbitos, a través de los cuatro itinerarios: primer anuncio, acompañamiento, formación y presencia en la vida pública.

 

Este trabajo postcongreso partirá también de la síntesis diocesana elaborada en el encuentro de laicos diocesano en 2019, fase precongresual, donde distintos movimientos, asociaciones y laicos de parroquia desarrollaron un importante trabajo de análisis de la realidad diocesana laical mediante la metodología «reconocer, interpretar y elegir». Así también el material elaborado desde el nivel nacional con las distintas aportaciones diocesanas al precongreso, serán la base para este trabajo que se desarrollará en cuatro fases, una por cada itinerario.

 

El grupo de congresistas está formado por las delegaciones de Familia y vida, Pastoral Obrera, Apostolado Seglar,  jóvenes de Pastoral Universitaria, arciprestazgos de la ciudad y zona rural, además de otras realidades diocesanas. Acompañadas por el vicario de Pastoral, que también participó en el Congreso de laicos. La guía de trabajo se puede adquirir en la librería diocesana.

Don Mario Iceta conoce el arciprestazgo de La Sierra

por redaccion,

<
>

 

El arzobispo, don Mario Iceta Gavicagogeascoa, dedica esta semana a conocer de cerca la realidad eclesial del arciprestazgo de la Sierra. Si el pasado domingo celebró la eucaristía en Salas de los Infantes, hoy se reúne con los sacerdotes de la comarca para analizar la situación de las comunidades cristianas. Un gesto que repite desde que llegó a la archidiócesis y que siempre conjuga un encuentro con los sacerdotes de la zona y la celebración de la eucaristía en alguna de sus parroquias más señaladas.

 

En la eucaristía del domingo, don Mario alentó a los cristianos de Salas a salir al encuentro con Dios en medio del camino cuaresmal. Invitó a los presentes a la celebración a hablar con Jesús después de comulgar empleando cuatro palabras: «Gracias, perdón, ayúdame y te amo». El arzobispo aprovechó la ocasión para saludar a los distintos grupos que conforman la vida de la parroquia e, incluso, se animó a tocar el órgano parroquial.

Varias parejas de la Ribera se preparan para recibir el sacramento del matrimonio

por redaccion,

<
>

Esta semana, seis parejas de novios de la zona de la Ribera retomaban en la parroquia de Santa María sus encuentros de preparación para recibir el sacramento del matrimonio. Después de un primer encuentro mantenido el pasado mes de diciembre, en el que se regaló a las parejas la exhortación del papa Francisco Amoris Laetitia, ahora comienzan una serie de seis encuentros intensivos a lo largo de dos semanas.

 

El primero de los encuentros giró en torno a la vocación al amor, que concluyó con un rato de adoración eucarística. Durante esta oración, los novios escribieron una carta a Dios hablándole de su proyecto matrimonial, carta que será entregada en un monasterio de clausura durante un año y medio para que las religiosas recen por ellos. Pasado ese tiempo se les enviará a sus hogares para que puedan valorar si ese proyecto se está llevando a cabo.

 

El segundo de los encuentros contó con la presencia de un matrimonio cristiano, Inma y Manolo, que compartieron con los novios su testimonio, contando su propia experiencia y trasladándoles los mejores modos que pueden ayudarlos a cultivar el amor y llevarlo adelante.

 

El encuentro de esta tarde versará sobre el sacramento en cuanto tal. En sucesivas reuniones, se les hablará de la paternidad responsable y de la visión cristiana de la sexualidad, se preparará de manera práctica la ceremonia de la boda y finalmente se tendrá un encuentro con diversas que les ayudarán a conocerse mejor y a potenciar lo positivo en la relación.

Burgos 1921: Así celebró la ciudad el VII aniversario de la Catedral

por redaccion,

<
>

 

La exposición ‘Burgos 1921: cuando la Catedral celebró sus 700 años’ recreará cómo era la vida cotidiana de hace un siglo en Burgos, cómo eran los lugares que frecuentaban los burgaleses o las infraestructuras de la ciudad. La muestra, que contará con doce espacios distribuidos por toda la ciudad, se abrirá al público mañana y permanecerá hasta el domingo 2 de mayo. Está organizada por la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 y cuenta con Fundación Caja de Burgos y Fundación «la Caixa» como colaboradores principales.

 

En 1921 se conmemoró el VII Centenario de la Catedral de Burgos. La ciudad vivió con entusiasmo la visita de los Reyes, el traslado de los restos del Cid desde el ayuntamiento hasta la Catedral y la llegada de la reliquia de Fernando III el Santo. Festejos, toros, bailes, conciertos y exposiciones atrajeron a Burgos a numerosas personas llegadas desde todos los rincones de la provincia, desde el resto de España y del extranjero. De todas aquellas celebraciones se hizo eco la prensa de la época.

 

Esta no se trata de«“una exposición al uso, sino de una recreación», ha explicado Miguel Moreno, asesor histórico de la muestra, que se ha presentado esta mañana en Cultural Cordón y en la que han participado el director general de Fundación Caja de Burgos, Rafael Barbero, el director territorial Noroeste de Caixabank, Marc Benhamou, el vicealcalde de Burgos, Vicente Marañón, el presidente de la Diputación, César Rico, y el presidente de la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021, mons. Mario Iceta, quien ha recordado cómo ha cambiado el mundo en los últimos cien años y ha resaltado que esta exposición «nos sitúa en nuestra historia». Para el arzobispo, la muestra servirá para «no solo para mirar al pasado, sino para agradecer cómo estamos ahora, a pesar de las dificultades, infinitamente mejor que en 1921» gracias a los avances en la cultura, la ciencia, la medicina, las conquistas sociales, las comunicaciones, la política o la vivienda. «Esta exposición nos sitúa en la historia y es una luz y esperanza para el momento presente», ha insistido.

 

Por toda la ciudad

 

La muestra se articula en torno a doce espacios, diez bajo techo y dos al aire libre, repartidos por toda la ciudad que abarcan distintos aspectos de la sociedad burgalesa de hace un siglo. En ella podremos ver cómo eran la vida cotidiana hace 100 años, con recreaciones de despachos de oftalmólogos, barberías o tiendas de moda de la época, entre otras muchas cosas. Los comercios de la calle La Puebla, por ejemplo, han adaptado las rotulaciones de sus comercios para simular a los de hace un siglo y en la Casa de la Iglesia se podrá descubrir la figura de uno de los personajes que más influyó en el Burgos de entonces, el cardenal Benlloch. Todo, gracias a la colaboración «fuera de lo normal» de más de 88 instituciones, empresas y comercios, y un centenar de personas, que aportan a la muestra enseres, fotografías o diferente documentación, tal como ha subrayado el vicepresidente de la Fundación, Antonio Miguel Méndez Pozo.

 

Este viaje al pasado se podrá realizar también a través de las nuevas tecnologías gracias a una ruta inmersiva en 360º, desarrollada por el Grupo de investigación Comunicación, difusión y publicidad de la cultura y del patrimonio de la Universidad de Burgos (CAYPAT), que permitirá conocer cómo eran hace un siglo la plaza Mayor, la Llana de Afuera y la plaza de Santa María. Además, el domingo 21 se entregará un periódico de dieciséis páginas con el diseño y los anuncios propios de la época, y noticias del VII Centenario, que se podrá conseguir de manera gratuita con Diario de Burgos o en los distintos espacios expositivos. También se ha editado un completo libro de estudios, en el que han participado veinte investigadores y que profundiza en todos los aspectos tratados en esta exposición.