Las Clarisas de Medina de Pomar, volcadas con los servicios sanitarios

por redaccion,

<
>

 

Las 28 hermanas que componen la comunidad de Clarisas de Medina de Pomar se afanan desde hace semanas en confeccionar mascarillas que proporcionan a la residencia de ancianos de la localidad, al centro de salud del pueblo y a la propia policía local, que las utiliza para uso propio o para la distribución entre los vecinos que las solicitan, algunos de los cuales van a recogerlas, incluso, al mismo convento. Un trabajo añadido al habitual que ya realizan las religiosas, el servicio de lavandería de las ambulancias de la zona, que se ha visto reforzado en las últimas semanas a causa de la pandemia por Covid-19, implementando los días de labor destinados a esta misión.

 

La petición surgió de la propia residencia de ancianos del municipio. Su director, ante la falta de mascarillas para proteger a los residentes y trabajadores del centro, acudió solicitando ayuda a las religiosas, que no dudaron en colaborar. Así, a día de hoy, han hecho entrega de más de un millar de mascarillas de protección, que elaboran siguiendo los parámetros marcados por las autoridades sanitarias.

 

Para ello, aprovechan la tela de algodón con que las Clarisas de San Martín de Don –incorporadas el pasado verano a la comunidad de Medina– elaboraban los equipos de protección de los trabajadores de la central nuclear de Santa María de Garoña. Además, muchos vecinos y las mercerías del pueblo se han volcado con las religiosas, llevando hasta el convento las gomas necesarias para la confección de las mascarillas.

 

Las religiosas, además, se han puesto en contacto con la consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León mostrando su disponibilidad para la elaboración de otros equipos de protección, como batas o calzas, no habiendo recibido aún respuesta. Aún así, aseguran desde la comunidad, prestan ya su servicio a la Junta con el trabajo de lavandería de los equipos de las ambulancias de la zona norte de la provincia.

El Seminario ya funciona como albergue para personas sin hogar

por redaccion,

<
>

 

En un tiempo récord se han habilitado las estancias del Seminario diocesano para albergar las instalaciones del albergue municipal de Personas sin Hogar. Como se sabe, el lunes pasado, en la reunión mantenida con la Concejalía de Servicios Sociales, se acordó trasladar el albergue municipal que gestiona Cáritas hasta las instalaciones del Seminario de San José. De esa manera se garantizaba un mejor servicio y una mayor seguridad para poder mantener el aislamiento prescrito en las actuales circunstancias.

 

Desde ese lunes, un equipo de personas capitaneado por el rector del Seminario y por su administrador (Javier Valdivieso y José Manuel Villarán) han puesto a punto las instalaciones para que puedan acoger el albergue. Se trata de unas instalaciones mucho más amplias y cómodas, además de contar con un espacio al aire libre que también puede ser utilizado. Durante estos días se han preparado las habitaciones individuales, se ha adecuado la instalación eléctrica con sensores, se ha habilitado un office, se ha preparado una sala como comedor con la instalación de mesas y sillas con capacidad para 55 personas, se ha concluido la instalación de diversas salas de usos múltiples y se han trasladado los diferentes materiales del programa hasta el edificio del paseo del Empecinado.

 

A partir de hoy jueves, todas las personas acogidas hasta ahora en el albergue y la Unidad de Mínima Exigencia (unas 45) comerán ya en el Seminario gracias al servicio que ofrecerá el cátering El Gusto.

 

Desde Cáritas agradecen al Ayuntamiento de Burgos, «que acogió la propuesta desde el primer momento con gran entusiasmo, así como a la diócesis de Burgos que ha ofrecido estas instalaciones». Igualmente, agradecen al equipo de formadores que ha contribuido con su trabajo y disponibilidad para que el traslado del albergue se haya realizado «en un tiempo mínimo»; así como a todos los voluntarios que han ayudado en las diferentes tareas realizadas en los últimos días.

El coronavirus pone en marcha iniciativas de ‘tele-pastoral’

por redaccion,

<
>

 

Cuando el coronavirus ha puesto a España en «estado de alarma» y las parroquias de la diócesis, a pesar de continuar abiertas, solicitan a sus feligreses permanecer en casa, algunas de ellas se las ingenian para que el Pueblo de Dios no se quede sin la necesaria atención pastoral. De hecho, si los feligreses no pueden acercarse a la parroquia, es la parroquia la que se acerca a los hogares. Al menos, a través de las posibilidades que ofrecen los actuales medios de comunicación. Una nueva forma de hacer ‘tele-pastoral’.

 

Es la idea que ha movido a los sacerdotes de la parroquia de San Cosme y San Damián a retransmitir sus principales acciones pastorales a través de su canal de YouTube. Todas las eucaristías de su parroquia, así como las catequesis de los domingos (10:30) y los miércoles (18:00) o las sesiones de su grupo de Life Teen pueden seguirse en streaming a través de la red social de vídeo más seguida en todo el mundo.

 

De hecho, en su sesión de Life Teen de anoche, cerca de 30 familias de la parroquia participaron en esta sesión de catequesis, donde podían enviar a través de Whatsapp respuestas a los retos propuestos, como disfrazarse de algún personaje bíblico, adivinar los títulos de algunas películas o localizar a Jesús en unos dibujos al estilo «Busca a Wally». La sesión concluyó, como cada viernes, con un rato de adoración eucarística, en la que «todos se sintieron unidos en oración en estos momentos tan especiales», tal como señala Enrique Ybáñez, uno de los sacerdotes de la parroquia. Además, hubo premios entre todos los participantes, entre los que sortearon calcetines, sudaderas y una suscripción mensual a Netflix.

 

Para Ybáñez, fue «una noche especial», donde «pudimos estar cerca de la gente en estos momentos en los que nos necesitamos unos a otros». Para la realización del acto, el sacerdote contó con la colaboración de varios jóvenes, distribuidos en diferentes salas y realizando diversas tareas, como grabación, edición y atención al Whatsapp. «Los chicos salieron muy ilusionados por haber podido dar respuesta a los jóvenes con los que nos encontramos cada viernes».

 

Que la actividad no pare

 

Asegura que llevar a cabo estos eventos online no supone un gran esfuerzo: «solo necesitas una cámara y un ordenador o tablet con conexión a internet». La idea es que, a pesar de las medidas tomadas por las autoridades sanitarias «la vida de los grupos no se detenga». «Queremos estar al lado de la gente», asegura.

 

Además de ofrecer servicios a través de su canal de YouTube, la parroquia ha puesto en marcha otras medidas para ayudar, sobre todo, a los ancianos que están confinados en sus casas. Así, los jóvenes de la parroquia están colaborando en realizar sus compras y los sacerdotes llevan a la comunión a diario hasta sus casas.

El sacerdote no es un hombre orquesta, sino el que suscita, sostiene y forma cristianos responsables

por redaccion,

<
>

 

Ayer daba comienzo el XXXVI Simposio de Teología del Sacerdocio en la Facultad de Teología de Burgos. El gran canciller del centro académico y arzobispo de Burgos, don Fidel Herráez, abrió el acto elogiando al Instituto de Teología del Sacerdocio por la elección de tema y los ponentes. Reflexionar sobre el sacerdocio es tarea constante y necesaria. Centrar esa reflexión en el amor y vida del presbítero es elevarlo a la relación con el amor trinitario.

 

Los 60 participantes en la reflexión, muchos de ellos seminaristas, pudieron comprobar el afecto y simpatía del obispo de Barbastro, don Angel Javier Pérez Pueyo, quien disertó sobre el amor a Cristo y la configuración con Él. A partir de la exhortación de san Juan Pablo IIPastores dabo vobis, fue mostrando las diferentes actitudes del sacerdote que ratifican la configuración celebrada en el sacramento del orden. De forma pedagógica, identificó la figura del sacerdote con el funcionamiento de un navegador por GPS que poco a poco se va adaptando en su ser y actuar a la vocación que ha recibido. Dios es el punto de referencia en la navegación. La gratuidad, la donación de sí, el pastoreo, la fraternidad son los cuatro puntos cardinales que orientan al sacerdote en su configuración con Cristo. Concluyó exponiendo el nuevo paradigma de sacerdote que está emergiendo en la actualidad. Se trata de un hombre recio, firmemente creyente, pastor santo que ya no se detiene tanto en la gestión o en la administración de servicios religiosos, sino en la evangelización y cuidado de la gente. Siempre desde el diálogo, la compresión y la empatía.

 

Por su parte, Francisco Pérez Herrero, catedrático de la Facultad de Teología de Burgos y director del Simposio, reflexionó sobre la importancia de la Palabra de Dios en la vida del sacerdote. Como ejemplo puso la figura de san Jerónimo, en el aniversario de su muerte insistiendo que «desconocer las Escrituras es desconocer a Cristo».

 

El simposio continúa hoy y mañana atendiendo a otras facetas de la vida sacerdotal.

La Iglesia, factor de concienciación sobre el compromiso político para el bien común

por redaccion,

<
>

 

Ayer miércoles 11 de marzo tuvo lugar en la sede de Jesuitas el XII Encuentro diocesano con políticos organizado por el Departamento diocesano de formación sociopolítica. En esta ocasión se desarrolló en el contexto de la Asamblea Diocesana, y por ello se trataba expresamente de escuchar la imagen que la Iglesia en Burgos ofrece, tanto institucionalmente como en el conjunto de los católicos, con sus luces y sus sombras, así como acoger las distintas propuestas desde el ámbito de la actividad política para que la Iglesia siga prestando un bien a la sociedad en los próximos años.

 

Junto a algunos miembros del Departamento, acudieron representantes de diversos partidos políticos y algunos cristianos presentes en la política desde su compromiso de fe. En un diálogo enriquecedor y fluido se fueron aportando diversas visiones, se debatió sobre si la Iglesia «se mete en política» o no, y sobre todo se coincidió en pedir que la Iglesia sea un elemento de encuentro, de tender puentes entre unos y otros, y un potente factor de concienciación sobre el compromiso público y político de los cristianos para el bien común.

 

Coincidieron todos los participantes en agradecer a la diócesis este foro de encuentro y debate; por parte del Departamento de formación socipolítica se recogerán las aportaciones para hacerlas llegar como propuestas de cara a la Asamblea Diocesana.