Profesores de los colegios diocesanos implementan su formación en neurociencia

por redaccion,

<
>

 

El pasado fin de semana, cerca de 180 profesores de los colegios diocesanos y el colegio del Círculo Católico, inmersos desde hace unos meses en su proyecto Educa Innova, mantuvieron una reunión formativa de cara a implantar los resultados de la investigación neurocientífica en sus aulas.

 

Varios ponentes de la Universidad de Barcelona fueron los encargados de transmitir a los docentes algunas de las conclusiones que la ciencia ha descubierto sobre el desarrollo neuronal en la etapa educativa de niños y adolescentes. El objetivo de las charlas, llevadas a cabo el viernes y el sábado en el aula magna de la Facultad de Teología, es dotar a los profesores de herramientas y propuestas que puedan incluir ya en las programaciones didácticas del próximo curso académico 2018-2019.

 

Educa Innova es una apuesta por la calidad de los cinco centros educativos diocesanos (La Visitación de Nuestra Señora-Saldaña, María Madre, Santa María la Nueva y San José Artesano, San Pablo Apóstol y San Pedro y San Felices) y el colegio del Círculo Católico. Con esta iniciativa se pretende aplicar a los métodos de enseñanza y aprendizaje los avances sobre el estudio del cerebro y sus mecanismos de funcionamiento. El proyecto de neurociencia involucra, nada menos, alrededor de 400 docentes, casi 5.000 alumnos y sus familias.

El arciprestazgo de Merindades peregrina en romería a las Machorras

por redaccion,

<
>

 

Los feligreses y sacerdotes del arciprestazgo de Merindades se han reunido, un año más, durante el mes de mayo para realizar su tradicional encuentro mariano. El santuario de Nuestra Señora de las Nieves, en Las Machorras, ha acogido este año la primera edición del encuentro del nuevo arciprestazgo, que empezó a funcionar como tal en septiembre del año pasado.

 

El rezo del santo Rosario, dirigiendo cada misterio una representante de las distintas zonas del arciprestazgo, vino seguido del canto de las letanías con las advocaciones marianas que se veneran en los pueblos. En tercer lugar, se procesionó por las calles una imagen de la Virgen, acompañada por dulzaineros. Y, después de las palabras del arcipreste, se entonó la Salve popular, momento muy esperado por muchos de los asistentes.

 

Una merienda puso fin al encuentro, que como siempre pareció quedarse muy corto.

Laicos están llamados a un cambio social desde la Iglesia

por redaccion,

<
>

Hoy, en el seminario de San José, la delegación de apostolado seglar convocó a los laicos de la diócesis de Burgos a celebrar el día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar.

 

El evento tuvo apertura con la ponencia de Maite Valdivielso, delegada de Apostolado Seglar de la diócesis de Bilbao, quien compartió la experiencia de la provincia vecina, destacando que los laicos tienen como reto: “colaborar a un cambio de mentalidad, acompañar la vida de las personas, colaborar al cambio de las instituciones, y construir y dar visibilidad a las experiencias alternativas”.

 

Así mismo señaló la importancia de no dejarse llevar por las apariencias, teniendo en cuenta que el amor también es un gesto político y civil que se manifiesta en todas las acciones que procuran construir un mundo mejor.

 

Los testimonios de tres laicos que se desempeñan en el campo educativo, sindical y político, dieron pie a un conversatorio, en el que se concluyó que los laicos deben estar con los demás sin mimetizarse en espacios no cristianos, para ello es necesario reforzar la preparación en la doctrina social de la iglesia.

 

Además, se resaltó que se deben propiciar más espacios de discernimiento en donde se haga un esfuerzo por los jóvenes, para que conozcan las alternativas de acción en la iglesia. Así como, favorecer gestos públicos diocesanos en escenarios exteriores.

 

El encuentro finalizó con la Vigilia de Pentecostés. Mañana, domingo 20 de mayo, se celebra la Solemnidad de Pentecostés en la catedral a las 12:00.

Don Fidel Herráez: «Conozco el pasado, amo el hoy y no tengo miedo al futuro»

por redaccion,

<
>

 

La catedral ha acogido hoy una solemne celebración eucarística con la que don Fidel Herráez Vegas, arzobispo de la diócesis, ha querido dar gracias a Dios por sus cincuenta años de vida sacerdotal. El mismo día «y a la misma hora» en que recibió hace medio siglo su ordenación presbiteral de manos del entonces arzobispo de Madrid, don Casimiro Morcillo, el pastor de la Iglesia burgalesa ha querido mirar al pasado, al presente y al futuro con un «profundo agradecimiento a Dios y a vosotros, que me habéis ayudado a ser lo que soy».

 

Numerosos familiares, feligreses de la diócesis, autoridades civiles y religiosas, amigos del presbiterio madrileño y burgalés han querido acompañar al arzobispo en su celebración jubilar. En ella, el pastor de la diócesis ha ido desgranando el transcurso de su vida, en el que «percibe clarísimamente que el Señor me ha ido acompañando y sosteniendo». Algo que, en sus propias palabras, le «estremece» y le hace sentir su «grandísima pequeñez» ante la obra que Dios ha ido realizando a través de su mediación sacerdotal.

 

En su homilía, ha recordado a las «miles de personas» que lo han acompañando a lo largo de su vida, muchos de ellos presentes en la celebración de hoy: «Sacerdotes, maestros, formadores del Seminario, tantas personas que han hecho que me encuentre cada día más con el Señor». Especial agradecimiento ha mostrado a los obispos a los que ha estado «vinculado». Al cardenal don Antonio María Rouco Varela, arzobispo emérito de Madrid y quien le enseñó, «sin él saberlo, cómo es ser obispo». También a su predecesores en Burgos, don Santiago Martínez Acebes y don Francisco Gil Hellín, con quien mantiene «una amistad que es regalo del Señor» y que le ha «dejado una herencia preciosa». También ha manifestado su agradecimiento a los obispos de Roma con los que ha estado «sacramentalmente unido»: a san Juan Pablo II, quien lo nombró obispo auxiliar de Madrid, a Benedicto XVI y al papa Francisco, quien también le ha mandado una carta de felicitación.

 

En cuanto a su paso por Burgos, don Fidel ha asegurado estar «muy, muy, muy contento; sí, así, tres veces» y «hondísimamente afortunado de caminar con vosotros». «Lo veo –ha revelado– como un regalo precioso de Dios y de la Iglesia y me siento muy unido a todos, también a los servidores públicos» presentes en la celebración: el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, el alcalde, Javier Lacalle, y el delegado de la Junta en Burgos, Baudilio Fernández Mardomingo, entre otras autoridades.

 

Por último, don Fidel ha querido también mirar al futuro. Según ha indicado, «Dios me urge a seguir contándoos lo bueno que es con todos, entregándome a todos vosotros como un don del Señor, que es como percibo mi vida, y sin reservarme nada para mí», ha dicho. Así las cosas, ha afirmado: «No me da miedo el futuro; conozco el pasado y amo el hoy».

 

El papa Francisco «elogia vivamente» el trabajo apostólico del arzobispo

 

Al comenzar la eucaristía, «como si estuviera ahí presente», el papa Francisco se ha sumado también al homenaje al arzobispo a través de una carta [leer aquí] en la que ha elogiado «vivamente» el trabajo realizado por el arzobispo. Con su misiva, el Santo Padre ha querido expresar «gustosa y entrañablemente» su felicitación al pastor de la Iglesia burgalesa. Según sus palabras, el ministerio episcopal de don Fidel se ha convertido «en espejo de apostolado ferviente a favor del Pueblo de Dios, en consonancia con la estima que te profesan los fieles cristianos y el clero».

 

Asimismo, el Papa eleva oraciones a Dios para que le «confirme como heraldo del evangelio en el mundo y como dispensador del Pan Vivo y de la Palabra de Vida a los fieles cristianos« y para que, con su pastoreo «sean conducidos siempre a una caridad activa con los necesitados».

 

Por último, Francisco ha concedido su bendición apostólica al arzobispo, haciéndola extensible «a esos amados hijos e hijas de la archidiócesis de Burgos» y a todos cuantos participaban en la celebración del jubileo, «así como a cuantos llevas más adentro en tu corazón».

 

Más: galería fotográfica de la celebración

Últimos pasos de la Virgen peregrina de Fátima en la diócesis

por redaccion,

<
>

 

La talla peregrina de Nuestra Señora la Virgen de Fátima se ha despedido hoy de la diócesis tras una semana recorriendo diversos rincones de la provincia. A su presencia en Medina de Pomar, el Rosario de la Aurora de Burgos o Miranda de Ebro, hay que sumar la de otras parroquias de la capital, Briviesca, Peñaranda, La Vid, Caleruega, Aranda de Duero y Roa, por donde hoy la Virgen ha abandonado la diócesis con una solemne eucaristía.

 

Ayer viernes, la imagen estuvo custodiada en la parroquia de San Juan de la Vera Cruz de la capital ribereña. Desde las 9:30 hasta las 14:15 horas, escolares de los colegios cercanos y numerosos fieles de la ciudad del Duero se desplazaron hasta el templo para depositar su oración a los pies de la Virgen. Las visitas se vieron interrumpidas a mediodía para la celebración de una solemne eucaristía y rezo del santo Rosario, actos en los que también participó el delegado diocesano de Religiosidad Popular, Lucinio Ramos. Tras la misa, se renovó la consagración que la villa de Aranda hizo a la Virgen de Fátima hace ahora un año, coincidiendo con el centenario de las apariciones de la Virgen a tres pastorcillos en la localidad portuguesa.

 

El día anterior, la imagen fue venerada por numerosos fieles en Burgos capital, primero en la parroquia de San José Obrero y, más tarde, en San Julián Obispo y, ya por la noche, en San Martín de Porres. En esta última parroquia, tuvo lugar un recital de cantos a la Madre de Dios, rezo del Rosario y celebración de la eucaristía. Concluye así la cuarta visita de la imagen peregrina de la Virgen de Fátima que recorre el mundo entero desde 1947 por deseo expreso de sor Lucía, una de las videntes, y secundada por el entonces obispo de Cova de Iría.