Madrid acogerá la beatificación de dieciséis mártires burgaleses

por redaccion,

Cartel oficial de la ceremonia de beatificación.

Cartel oficial de la ceremonia de beatificación.

 

La familia vicenciana está de enhorabuena. En el año en que celebran su 150 aniversario, el conjunto de instituciones que nacieron a la luz del carisma iniciado por san Vicente de Paúl y santa Luisa de Marillac verán subir a los altares a numerosos de sus miembros, que serán beatificados en Madrid el próximo sábado 11 de noviembre tras dar su vida en el martirio. La ceremonia de beatificación de los 60 miembros de la familia vicenciana tendrá lugar en Palacio Vista Alegre Arena de Madrid, estará presidida por el prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, el cardenal Angelo Amato, y en ella participará igualmente el arzobispo de Burgos, don Fidel Herráez Vegas, así como numerosos prelados españoles.

 

Y es que, de los sesenta nuevos beatos, dieciséis son burgaleses. Todos ellos murieron martirizados durante la persecución religiosa de comienzos del siglo pasado en nuestro país; la mayoría de ellos dieron la vida en Madrid capital; los demás lo hicieron en Vallecas, Hortaleza, Paracuellos o Valencia. Entre los sesenta nuevos mártires hay cuarenta Misioneros paúles, dos Hijas de la Caridad, trece laicos de las Asociaciones vicencianas y cinco sacerdotes diocesanos, asesores de esas asociaciones. En el caso de los burgaleses, todos ellos eran sacerdotes o hermanos de los Misioneros Paúles. Burgos sigue siendo así, una de las diócesis españolas con más mártires en sus listas, superando los dos centenares.

 

A continuación, detallamos el nombre de los nuevos beatos burgaleses. Existe una biografía detallada de cada uno de los mártires en la página web oficial de su beatificación:

 

  1. Hno. Saturnino Tobar González, natural del Tardajos y martirizado en Vallecas el 24 de octubre de 1936
  2. Hno. Agustín Nogal Tobar, natural de Tardajos y martirizado en Vallecas el 24 de octubre de 1936
  3. Hno. Cristóbal González Carcedo, nacido en Lodoso y martirizado en Vallecas el 24 de octubre de 1936
  4. Hno. Juan Núñez Orcajo, natural de Fontioso y martirizado en Vallecas el 24 de octubre de 1936
  5. Hno. Perfecto del Río Páramo, nacido en Pedrosa de Río Urbel y asesinado en Madrid el 12 de agosto de 1936
  6. Hno. Estanislao Páramo Marcos, nacido en Pedrosa de Río Urbel y martirizado en Madrid el 12 de agosto de 1936
  7. P. Hilario Barriocanal Quintana, natural de Quintanavides y martirizado en Madrid el 12 de agosto de 1936
  8. P. Manuel Requejo Pérez, natural de Aranda de Duero y asesinado en Madrid el 30 de agosto de 1936
  9. P. Maurilio Tobar González, nacido en Tardajos y asesinado en Madrid el 23 de septiembre de 1936
  10. P. Eleuterio Castillo Gómez, nacido en Marmella de Abajo y martirizado en Madrid el 3 de octubre de 1936
  11. P. Benjamín Ortega Aranguren, nacido en Villalta, murió martirizado en Madrid del 19 de octubre de 1936
  12. P. Benito Quintano Díez, natural de Lodoso y asesinado en Madrid el 12 de diciembre de 1936
  13. Hno. Isidro Alonso Peña, nacido en Zumel y martirizado en Madrid el 14 de diciembre de 1936
  14. P. José Santos Ortega, natural de Rabé de las Calzadas y martirizado en Hortaleza el 23 de septiembre de 1936
  15. P. Francisco Morquillas Fernández, nacido en Sarracín y martirizado en Paracuellos del Jarama el 30 de noviembre de 1936
  16. P. Agapito Alcalde Garrido, natural de Rubena y martirizado en Valencia el 31 de julio de 1936

Los burgaleses acompañan a Santa María la Mayor

por redaccion,

Una procesión con la imagen de la Virgen recorrerá las calles el 14 de agosto.
<
>
Una procesión con la imagen de la Virgen recorrerá las calles el 14 de agosto.

 

No hay pueblo ni ciudad de España que no celebre la Asunción de María en Cuerpo y Alma a los Cielos. Tampoco Burgos, que esta tarde ha querido rendir homenaje a Santa María la Mayor. Como es tradición desde hace unos años, cada 14 de agosto, la imagen de la patrona de la ciudad y de la diócesis procesiona portada a hombros por las calles del centro de la ciudad ante la atenta mirada de turistas y peregrinos y escoltada por el fervor de cientos de fieles, que la acompañan con el rezo del santo Rosario.

 

Ha sido el punto álgido de una novena que comenzaba el pasado lunes 7 de agosto y que concluirá mañana con una solemne eucaristía presidida por el arzobispo, don Fidel Herráez, a las 12:00 en la catedral. Esta año, han sido los sacerdotes del arciprestazgo de Oca-Tirón los encargados de presidir las celebraciones que se han sucedido desde hace una semana acompañados de numerosos fieles que se han desplazado hasta la catedral desde sus pueblos. Hoy ha tocado el turno a la parroquia de San Martín y Santa María de Briviesca, que han acompañado a su parroco hasta la capital.

 

Coincidiendo con el misterio de la Asunción de la Virgen al Cielo, el primer templo de la diócesis conmemora el título que el rey Alfonso X, el Sabio puso como blasón de la catedral en el año 1260: «Es esta la iglesia dedicada a Santa María, la mayor de Castilla». La imagen venerada que recibe este título arranca del siglo XV y, desde 1596, ocupa el espacio central del retablo mayor, justo debajo de la escultura de la Asunción de la Virgen, de Juan de Anchieta (1578). La imagen se venera también de modo especial por los burgaleses durante las fiestas mayores de la ciudad con una tradicional ofrenda de flores.

 

Ver más: Procesión Santa María la Mayor. Galería fotográfica

«Cada cristiano debe ser un medio de comunicación para dar a conocer el mensaje del evangelio»

por redaccion,

Francisco Peñacoba Domingo nació en Burgos en 1958 aunque vivió su infancia en la localidad de Pradoluengo donde recibió la Primera Comunión. Desde 1969 vive en Burgos y actualmente pertenece a la parroquia Real y Antigua de Gamonal. Casado y con dos hijos, estudió Magisterio en Burgos y es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. Su vida profesional ha estado siempre vinculada a la radio pública, Radio Nacional de España, donde trabaja desde hace 35 años. Además ha colaborado en diversas publicaciones y ha sido el fundador del diario deportivo digital burgosdeporte.com que actualmente coordina. Es miembro del Consejo pastoral diocesano por libre designación y colaborador de SEMBRAR desde 2012 cuando se puso en marcha esta sección de Testimonio Vivo.

 

Paco, en su despacho.

Paco, en su despacho.

 

¿Llevas varios años colaborando con la delegación diocesana de Medios de Comunicación. ¿Cómo te animaste a formar parte de la revista Sembrar?

La colaboración viene de muy atrás con algunos artículos de opinión en 2004, en la época de Julián Gumiel como delegado de medios de comunicación. Pero mi mayor implicación fue a partir de 2012 con motivo del Año de la Fe, cuando surgió la idea de publicar testimonios de cristianos comprometidos, para que sirvieran de ejemplo a seguir. La iniciativa coincidió con la incorporación del actual delegado de medios, Álvaro Tajadura, que la asumió y entre todos la desarrollamos. En principio estaba prevista su publicación durante un año, pero llevamos cinco porque entendimos que era importante mantenerlo en estos momentos difíciles que vive la Iglesia.

 

¿Entrevistar a tantas personas dispuestas a dar su testimonio de fe no debe ser fácil, ¿cómo las encuentras?

Parece complicado pero ha sido mucho más fácil de lo previsto. Primero porque me he encontrado con una diócesis en la que hay mucha gente sencilla que constituye un ejemplo de seguimiento a Jesús. Son personas que hacen las cosas de forma natural, sin estridencias, pero que son parte esencial de la Iglesia. Y por otro lado, al principio me equivoqué al pretender centrar los testimonios en gente conocida y de relevancia social. Grave error, porque muy pronto nos dimos cuenta que los verdaderos testimonios están en esa otra gente que casi nadie conoce y que trabajan de forma callada. Y lo cierto es que tampoco hago mucho esfuerzo para buscarles, cada semana el Señor suele hacer que se cruce en mi camino alguien que me aporta un testimonio vivo y me gusta que sea así así porque tengo la sensación de que la elección no es mía sino suya.

 

¿Y qué supone para ti participar en esta sección?

Ser un auténtico privilegiado, porque yo vivo los testimonios en primera persona, y es un lujo haber podido compartir muchos momentos con personas maravillosas, que son un ejemplo de vida cristiana y que llevan a Dios muy dentro. Cuando me comprometí a hacer esta sección pensaba que me había metido en un buen lío, pero ahora he comprendido que es un regalo de Dios poderla escribir cada quince días e intentar transmitir todos los valores que atesoran esas personas. Es un lujo y el primer beneficiado soy yo, que debo dar las gracias por ello.

 

¿Y cómo valoras los medios de comunicación de la diócesis?

Creo que son suficientes y mucho mejores de lo que creemos. La Iglesia no está para tener medios de comunicación, sino para llevar la palabra de Dios también a través de ellos. La diócesis cuenta con los medios suficientes para hacer llegar cualquier mensaje porque además hay otros medios de comunicación que también pueden colaborar y que no debemos ver como enemigos o contrarios a la Iglesia, por muy críticos que puedan ser en ocasiones. Quizá nos falta un avance mayor en las comunicaciones online, pero desde la delegación de medios me consta que se hace un gran esfuerzo por actualizar la información en las redes sociales. En cualquier caso, lo he dicho muchas veces, cada cristiano con su compromiso de vida constituye el mejor medio de comunicación para dar a conocer a Jesús a los demás.

 

¿Para un cristiano, trabajar como periodista supone un cambio de estilo o puede comprometer sus valores?

La vida cristiana supone el mismo compromiso y dificultades para un periodista, que para un médico o un profesor de universidad. Es igual para todos, cada uno desde su posición social. En mi caso yo siempre quise tener esta profesión y cada día le agradezco a Dios que me haya permitido trabajar en lo que me gusta. Ahora me toca a mi corresponderle y no fallarle. Intento no avergonzarme nunca de ser cristiano, ni negar mi fe ante los demás, aunque no esté de moda ser católico. Y no esconder a Dios en las tertulias o conversaciones en las que participo, al tiempo que evitar que se le ofenda delante de mi, porque para un cristiano esa situación es muy dolorosa y debemos exigir el máximo respeto, al igual que ofrecerlo a los demás.

 

¿Cuál es la parte más complicada de realizar de tu sección de «Testimonio Vivo» en la revista Sembrar?

Sin duda lo más difícil es hacer llegar el sentir y los valores de las personas que protagonizan el testimonio. Aunque el periodista parezca que pasa desapercibido, en realidad tiene la difícil tarea de resumir y hacer llegar a los demás el sentido de cada testimonio. No es fácil, porque hay ocasiones en las que estamos dos horas hablando y tengo cinco o más folios escritos, que debo dejar solo en una página. Le suelo pedir al Espíritu Santo ayuda en muchos momentos, porque es nuestro guía, pero de una forma especial, cuando me pongo a redactar cada testimonio.

 

En tu trabajo y labor diaria, ¿cómo está presente Dios?

Intento tenerle siempre presente las 24 horas en las pequeñas cosas de cada día. ¿Qué haría Jesús en esta situación? ¿Qué diría? ¿Cómo actuaría? Y siempre que pedimos una respuesta la suele haber, aunque nos parezca confusa o equivocada, porque Dios siempre está ahí, deseando formar parte de nuestra vida, incluso de nuestros errores, de los que también aprendemos. Y siempre que puedo, aunque sea un minuto, intento una breve visita al sagrario, que es la presencia más directa y lo que más confianza me aporta para afrontar las dificultades de cada jornada.

  Categorías: Gentes
  Comentarios: 1

Comienzan las obras de rehabilitación de la “casa de los niños del coro”

por redaccion,

El inmueble se ubica en la calle Nuño Rasura. Foto: DB.

El inmueble se ubica en la calle Nuño Rasura. Foto: Diario de Burgos.

 

 

Desde el pasado lunes, una grúa instalada en la calle Nuño Rasura anuncia que las obras de rehabilitación de la “casa de los niños del coro” de la Catedral avanzan a buen ritmo. Hace algo más de diez días que los trabajadores de la empresa de Construcciones Javier Herrán se afanan por realizar un análisis de la estructura del edificio, gravemente perjudicado desde el año 2006 y que no ha superado la inspección técnica de edificios desde hace un par de años.

 

El problema integral que planteaba el edifico llevó al Cabildo a repensar su situación y, ante la inversión económica que suponía mantener el inmueble en pie, decidió reconvertirlo en una serie de apartamentos turísticos, con el objetivo de obtener fondos con los que seguir cuidando la catedral. Además pretenden contribuir así a la consolidación del turismo en la ciudad. Junto a esta opción, el Cabildo construirá también una sala de reuniones para asociaciones y cofradías de la ciudad, así como un lugar de ensayo de la escolanía de los Pueri Cantores.

 

Las obras están programadas para ejecutarse en un plazo de tres años y está presupuestada en cerca de 900.000 euros, a los que habría que añadir los gastos imprevistos y el pago de licencias y otros impuestos.

 

La popularmente conocida como “casa de los niños del coro” es un inmueble de los siglos XVI-XVII propiedad del Cabildo catedralicio. En sus orígenes fue el hogar de los niños cantores de la seo, un lugar donde residían, recibían formación y se llevaba a cabo con ellos una importante labor social y asistencial. Desde mediados del siglo XX, ha sido residencia de los sacristanes del templo y de algunos canónigos, obrador de una popular pastelería burgalesa y lugar de encuentro y formación para la escolanía de los Pueri Cantores y distintas cofradías de la ciudad. Ahora, el Cabildo recupera así un edificio emblemático del centro histórico de la ciudad, uno de los pocos que quedaban aún sin rehabilitar.

La colecta Pro Templos busca la solidaridad entre parroquias para recuperar el patrimonio diocesano

por redaccion,

<
>

 

Tras aquella fatídica jornada en que el temporal derribó parte de su cubierta y espadaña, la iglesia de Villangómez ha recuperado su funcionalidad en apenas seis meses gracias a la generosidad de vecinos y amigos, la propia parroquia y la diócesis de Burgos. El templo de San Cosme y San Damián se convierte así en el prototipo de la solidaridad existente entre las distintas parroquias de la diócesis que colaboran económicamente unas con otras en la conservación del patrimonio diocesano y que han posibilitado la rápida intervención en el inmueble.

 

Ese es el objetivo que pretende conseguir la «Campaña Pro Templo», una colecta especial que se realiza en toda la diócesis el segundo fin de semana de agosto con el objetivo de conseguir fondos para rehabilitar aquellos templos que no se pueden acoger a otro tipo de ayudas y subvenciones. Así, la «solidaridad» se convierte en la «clave de todas las bóvedas», tal como reza el lema de la campaña de este año, posibilitando el mantenimiento del rico patrimonio diocesano.

 

En el caso de Villangómez, la aportación económica de fieles y la propia parroquia, el apoyo del Arzobispado y el respaldo del seguro de la diócesis han hecho posible que se desescombrara el inmueble y se reparara su cubierta. La primera fase de las obras -con un coste de 16.000 euros- han consistido en el desescombro y consolidación de la espadaña y la segunda -con una inversión de 17.300 euros-, en la rehabilitación del tejado, con la colocación de madera nueva, tabla, ondulina y tejas. Un presupuesto que procede, en gran medida, de lo recibido en la colecta «Pro templos» 2016.

 

Junto a la iglesia de Villangómez, son otras las que se han beneficiado de las ayudas de esta colecta, puesta en marcha hace once años. Desde 2012, se han intervenido en los templos de Ircio, Santibáñez Zarzaguda, Mambrilla de Castrejón, Padilla de Abajo, Barruelo, Ayuelas, Valverde de Miranda, San Quirce de Riopisuerga, Ayuelas y Orón gracias a las aportaciones de la colecta, tal como ha indicado el aparejador de la diócesis, Miguel Ángel Ortega.

 

Conservar el patrimonio

 

«La conservación del patrimonio es una tarea que compete a todos», ha explicado el vicario para los asuntos económicos, Vicente Rebollo. «Es un deber salvaguardar la fe de nuestros antepasados que se ha labrado en piedra en estos templos que sirven para alabar a Dios». Por ello, la campaña pretende ser «un revulsivo para lograr que los cristianos de la diócesis tomen conciencia del estado de nuestro patrimonio y sean solidarios en recuperar los templos que están más deteriorados y quedan excluidos de otro tipo de ayudas», ha insistido.

 

En efecto, el trabajo que realiza la diócesis en colaboración con otras entidades públicas en el mantenimiento del patrimonio religioso en la provincia son notables. Vicente Ruiz de Mencía, miembro del consejo diocesano de economía, ha explicado que en los últimos cuatro años, se han rehabilitado 150 templos, con una inversión total de 4.436.606,92 euros. De ellos, 1.428.382,92 han sido ayudas aportadas por la Diputación, 1.352.871,72 lo aportado desde el arzobispado y 1.655.352,28 lo sumado por parte de las propias parroquias.

 

En este sentido, Mencía ha subrayado también la necesidad de seguir colaborando con la colecta del próximo domingo y que en el último ejercicio sumó los 44.707,70 euros, aumentando lo recaudado el año precedente, que solo ascendió a 38.563,43 euros.